44 MENOS

Faltarán en la próxima partida
cuando el ancla se aparte de la orilla,
tendrá la ausencia un crepitar de quilla
un quebranto salino en plena herida.

Faltarán cuando el casco se sumerja
dejando malecones y banderas,
ojos diestros en velas o escolleras,
cuando la eslora con el mar converja.

Faltarán de vigías, la torreta
preguntará por ellos a los vientos,
sus nombres nos dirán los barloventos,
su arrojo el ondular de una corbeta.

Faltarán si la hélice reclama
su cuidado seguro, justo y propio,
si el timón o el ahusado periscopio
añoran una voz y una proclama.

Faltarán al singlar del mar inmenso
afondando heroísmos argentinos,
custodiando los náufragos caminos
con sigilo marcial, austero, intenso.

Faltarán en las mesas navideñas,
en la sala de partos,en los puertos,
en las rondas de mates, los abiertos
fogones al amparo de las leñas.

Cuarenta y cuatro menos, las rompientes
serán sus tumbas, nuevas alboradas,
que nadie se equivoque, camaradas,
ninguno ha muerto en el San Juan: ¡Presentes!

Antonio Caponnetto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.