Home > Te lo juro yo > LO INVEROSIMIL

LO INVEROSIMIL

“Hoy un juramento, mañana una traición…”
Gardel y Le Pera

Realmente, el juramento de los últimos diputados electos me llenó de desazón. No todos, por cierto, pero varios agregaron a la tradicional fórmula por lo más elevado, otra, burdo por lo más bajo, por lo demás absolutamente innecesario, y por si fuera poco, nada menos que, algunos, por Néstor y Cristina, y otros por la militancia, lo que a mi entender constituye una blasfemia, equiparar a NUESTRO Creador con dos politiqueros y una rentabilidad mercenaria en particular.

Además, si lo que juran es respetar la Constitución, el texto de la misma considera a dichos personajes, sin lugar a dudas, “infames traidores a la patria”. Véase su artículo 29, donde se especifica: “El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarle sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen a la responsabilidad y penas de los infames traidores a la Patria”.

Este insólito juramento se presta por dos personajes que encuadran a la perfección en el artículo. Por ejemplo, por haber consentido los actos de Menem, y no haberlo condenado por los mismos como hubiera correspondido; lo que constituye una burla a la ley, y por tanto a la República. Estamos entonces ante una paradoja inquietante: hay diputados que juran defender la Constitución invocando el nombre de dos infames traidores que la violaron cuanto quisieron.

Párrafo aparte para el rabino Bergman que juró “sobre el Tanaj, la sagrada biblia hebrea”. Para Araceli Ferreyra, que lo hizo por Rosa Guarú, según ella “madre biológica de San Martín” y por Enrique Castro Molina que lo hizo “por el compañero Hugo Moyano”.

Para el lector dado a las sospechas, le juramos que todo esto es cierto. Se lo juramos por la colección completa de “Cabildo”.

Vicente Cadenas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.